Mindfulness

En nuestra vivencia del día a día se van produciendo hechos y acontecimientos que nos producen estrés y ansiedad, que lejos de generar trastornos o traumas, condicionan nuestro pensamiento y comportamiento creando en nosotros un cierto malestar cotidiano que poco a poco va minando nuestra resistencia física y psicológica.

Según Ronald D. Siegel doctor en psicología y profesor de la universidad de Harvard(2011), en la psicología occidental , hay dos vertientes , por una parte están los clasificadores, la mayor parte de los psicólogos investigadores, que sostienen que nuestro sistema diagnostico aun no esta suficientemente perfilado y siguen buscando subcategorías nuevas dentro de las categorías ya existentes a fin de verificar mejor las nuevas medicaciones y psicoterapias, y por otro lado están los unificadores o anticlasificadores, la mayor parte de los psicólogos clínicos, que opinan que perdemos el norte entre tanta clasificación y que los diferentes problemas psicológicos tienen un nexo en común).

Según la psicología budista en la que se basa el Mindfulness y los psicólogos unificadores, los distintos problemas psicológicos y el sufrimiento que generan provienen precisamente de nuestro intento por evitar dicho sufrimiento psicológico. Es en realidad lo que hacemos para evitar el dolor lo que causa y aumenta nuestras dificultades.

A esta forma de huir de las sensaciones desagradables y buscar solo lo agradable se le llama evitación experiencial, e incluye todo aquello que hacemos para intentar bloquear, negar, huir, no sentir o librarnos de cualquier forma de las incomodidades de la vida.

Esto en cierto modo es algo lógico, si se nos da a elegir todos escogemos la opciones lo que creemos nos va a hacer sentir mejor en lugar de peor, pero el problema es que muchas de las cosas y conductas que elegimos a corto plazo para sentirnos mejor, a largo plazo nos hace sentir peor e incluso nos perjudica a nivel de salud.

Entre aquello que elegimos para estar mejor o para consolarnos, se encuentran los psicofármacos, las drogas, el alcohol, la comida, las compras, la televisión , que si al utilizarlos como válvula de escape para nuestra ansiedad, angustia o desazón a corto plazo funcionan , está demostrado que a largo plazo nos perjudican y no nos producen esa felicidad buscada.

Si examinamos el contenido de nuestros pensamientos observaremos que muchos de ellos tratan sobre el pasado y el futuro y que contienen el deseo de incrementar el placer y evitar el dolor.

Pero al pensar en cómo sentirnos bien, inevitablemente pensamos en todo lo que nos puede conducir a hacernos sentir mal, que si a veces nos puede ayudar, generalmente genera un sufrimiento innecesario, pues todo pensamiento negativo va asociado a un mínimo de tensión o sensación dolorosa

En el caso de la preocupación o la ansiedad, la evitación experiencial nos limita en nuestra vida al tratar de evitar situaciones y personas que tememos nos generen más ansiedad y en cuanto a los dolores crónicos (de espalda, de cabeza o las molestas digestivas) también se agravan al tratar de bloquear las emociones que no nos gustan y de no realizar ciertas actividades a fin de estar mejor.

¿Quién iba a creer que todos los esfuerzos en aliviar el sufrimiento, que parecía tan razonable hacerlos, iban a desembocar en algo peor?

La razón de porque la práctica de la atención plena es útil para hacer frente a tantos problemas distintos es porque la evitación experiencial juega un papel clave en todos ellos, siendo la práctica de la atención plena el mejor remedio.

Con la practica continuada del Mindfulness se aprenderán recursos y habilidades para afrontar los problemas diarios de otra forma, desde otra perspectiva, de esta forma al incluir las prácticas de mindfulness en sus vidas cotidianamente, no solo les ayudara a manejar y reducir el estrés, la ansiedad, la agitación, inquietud, preocupación, la tensión, las obsesiones, los temores, las fobias, la angustia, las preocupaciones, etc., sino que les podrá servir como guía hacia el logro de una vida más sana, equilibrada y compasiva, pudiendo así mejorar en su crecimiento personal y ayudar a conocerse mejor.

Mindfulness procede de las enseñanzas originales de Siddhartha Gautama Sakyamuni 2500 años y es la traducción al inglés del termino en lengua pali sati y que significa conciencia, atención y recuerdo (lengua en la que se registraron en sus inicios las enseñanzas de Buda y que en sanscrito es smrti, derivado de la raíz smr y que significa recordar) y su objetivo primigenio fue contribuir al alivio del sufrimiento humano.

La rama de piscología llama a esta técnicas Mindfulness. Son técnicas de meditación Vipassana, Yoga y Visualización tomadas de la filosofía budista y dejándolo en “pura técnica” sin ningún contenido religioso, cualquier persona de cualquier credo o religión incluso no creyentes, se puede beneficiar de la práctica de la atención plena.

Uno de los problemas que ha tenido la psicología a la hora de utilizar las prácticas de las culturas orientales y budistas es que la meditación era considerada por muchos como misticismo fraudulento, de hecho estaba demonizada y se consideraba solamente como algo esotérico.

Esto se debía en parte a una ignorancia cultural y conceptual con respecto a estas técnicas. En la década de 1990, una serie de médicos, psicólogos y psiquiatras, unieron lo aprendido en Oriente con las técnicas de psicología, de allí nació el mindfulness.

El Mindfulness consiste en ser plenamente conscientes de lo que ocurre en el momento presente, sin filtros no prejuicios de ningún tipo, consiste en el cultivo de la conciencia de la mente y el cuerpo para aprender a vivir en el aquí y el ahora y saber manejar las vivencias y situaciones dolorosas que a todas las personas nos ocurren a lo largo de nuestra vida y que son inevitables ya que son inherentes a la vida.

De un tiempo a esta parte, la medicina, la psiquiatría, la psicología, y otras ciencias de la salud, se han planteado la utilización de algunas técnicas de meditación, principalmente las originarias de la tradición budista, como herramientas o métodos clínicos de intervención con resultados claramente favorables en cuanto a mejora de salud y de calidad de vida para las personas que introducen el Mindfulness en sus vidas.

Las tecnicas basadas en el Mindfulness dota a quien la realiza de recursos y habilidades para afrontar los problemas diarios de otra forma, desde otra perspectiva, de esta forma al incluir las prácticas de mindfulness en sus vidas cotidianamente,lo que aprendane les podrá servir como guía hacia el logro de una vida más sana, tranquila y compasiva.